ADELE, 21: No se si es amor, pero lo parece

Seamos sinceros. Pocas veces el talento se sobrepone a los factores dominantes de la industria, a la moda, el look o a las actitudes hegemónicas. No obstante, por suerte hay excepciones. Adele Atkins es una de ellas y con sólo 22 años ya tiene un lugar ganado en el escenario de la música mundial con dos álbumes lanzados y millones de copias vendidas.

Pese a que su LP debut, 19 (XL, 2009), la puso en la escena con un estilo único, fue su segundo registro 21 (XL, 2011) el que la catapultó al estrellato, con una fórmula aparentemente simple pero efectiva y emotiva a raudales.

Adele escribe sus propias canciones, y eso se nota. Cada interpretación es un notable ejemplo de arrojo y verdad de parte de la joven británica. Por eso da impotencia escuchar cada historia porque le creemos que sufrió tanto como pareciera.

Desde la nostalgia agridulce de “Don’t You Remember” hasta la sensualidad del despecho con “Rumour Has It”, Atkins construye una bitácora de sus sensaciones que logra tomar un impulso grande, aunque si miramos el álbum como un todo claramente encontraremos que hay demasiados altibajos como para notar a este como un producto completamente coherente, fuera de la obvia emoción de la cantante.

Con la producción a cargo de Paul Epworth, el mismo tras el Lungs y el Ceremonials de Florence + The Machine, por dar un par de ejemplos, estaba asegurado que el álbum lograría llegar a un éxito comercial, pero para ello cae en sus propios vicios: mezclar demasiados estilos que a veces chocan restando coherencia, o abusando de los efectos vocales que si bien logran cierta profundidad, terminan cansando cuando, justamente Epworth trabaja con artistas tan biendotadas.

El trío inicial de 21 es ganador, comercial, emotivo y bien logrado. “Rolling in the deep” es la canción más blusera del disco, y también la más urgente y despechada. Más que tristeza, se respira impotencia y rabia ante un destino inevitable, lo que se respalda con una base musical in crescendo con fuertes percusiones y un coro de background que ensalza aún más la potencia de Adele.

“Rumour Has It” llega con el lado más sensual de la intérprete, al mismo tiempo que el despecho y las comparaciones inteligentes irrumpen. La base con percusiones más fuertes y voces de fondo como un instrumento más, guitarras, aplausos y más logran que la canción sea una muralla de sonido que choca con los oídos. Si bien, es la canción menos triste, de todas formas emociona a su modo, en especial con el interludio lleno de pesar y misterio que deriva en un último arranque de catarsis. Una gran canción.

Si “Rumour Has It” era puro arrojo de energía, en “Turning Tables” todo es acerca de la contención y el control de lo inevitable. Esta canción con cuerdas y piano (y nada más) muestra cuanto Adele puede manejar su voz, lejos de mantenerse en tonos altos todo el rato. Con una letra que habla de una relación que no funciona y en la que alguien debe ceder y alejarse, pese al dolor que ello signifique, todo deriva en una forma sincera de llegar al corazón del oyente.

Pero luego ya empezamos a sentir gestos de simpleza que se alejan de la profundidad y madurez que logran los primeros tres tracks. “Don’t You Remember” es una canción de amor triste, pero desde la melodía hasta la letra es más sencilla que otros tracks, y con eso ya comenzamos un declive, pese a que el producto sigue sobrepasando la barrera de lo “bueno”.

“Set Fire To The Rain” tiene buena melodía, pero le falta rudeza. Es muy dulce para la letra llena de pesar que la inglesa canta con una fuerza un tanto azucarada, al igual que el r&b de “He Won’t Go”, aunque en esta última es más problema de la suavidad de la base que es demasiado Destiny’s Child como para lograr trascender.

“Take It All” es una balada góspel que le otorga un nuevo matiz al registro, pero que no cuaja por completo dado que este mix es poco logrado por la utilización leve del coro, lo que deja a la canción a ratos como una mera balada, y con su talento Adele está para más que eso.

Luego llega una cuota más de matices diferentes con “I’ll Be Waiting”, pero otra vez parece fuera de lugar. Más parece track de disco de Joss Stone que de Adele.

Suerte que el noveno track, “One And Only”, presenta un desarrollo más complejo y reminiscencias a Janis Joplin y Aretha Franklin que logran que volvamos a reencantarnos con este disco. Además, logra mezclar matices sonoros de una paleta amplia de colores sonoros, incluyendo a Adele desgarrando aún más su voz que de costumbre. Una grata sorpresa.

Posteriormente nos sorprende y nos shockea un poco la dulce pero bien lograda versión de “Lovesong”, el clásico de The Cure, que en clave Adele pierde tristeza y misterio, pero gana cadencia, sensualidad y amor. Notable versión en clave pop.

El final del álbum es épico con “Someone like you”, una canción tan sencilla como terrible en su forma de poner a la emoción al servicio de la melodía. La voz de Adele y el piano dominante llenan todo espacio. Quedó en claro en los MTV VMA cuando con sólo un piano y su voz llenó un enorme escenario. Es la magia de una buena canción y una producción que consigue encontrar la belleza de las cosas simples.

Eso lo debiera entender Epworth y la propia Adele. Sus mejores resultados mezclan actuaciones genuinas, potentes, con bases más simples o con armonías bien logradas. Cada vez que se intentan endulzar las interpretaciones o agregar muchos semas sonoros en la mezcla de una canción algo no cuaja, lo cual es lamentable considerando el talento de la inglesa. Esperemos que 23, o 24 o 25 arreglen esto. La fuerza de los años puede servirle para dejar las apariencias y lograr cambios de fondo.

FICHA TÉCNICA:

Artista: Adele

Álbum: 21

Sello y año de lanzamiento: XL, 2011

Producción: Paul Epworth

Tracklist: 1. Rolling in the deep | 2. Rumour Has It | 3. Turning Tables | 4. Don’t You Remember | 5. Set Fire To The Rain | 6. He Won’t Go | 7. Take It All | 8. I’ll Be Waiting | 9. One And Only | 10. Lovesong | 11. Someone Like You.

Duración: 48’ 04’’

    • Lucero
    • 26/02/12

    No para la entrada pero para tu blog en general: es grandioso. Estaba buscando música para descargar y aquí la encontre. Gracias.🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: