FOTHER MUCKERS, EL PAISAJE SALVAJE: Prolijidad vertedera

El País, importante diario español, proponía a Chile como un nuevo “paraíso del pop”. Así, autores como Gepe, Javiera Mena o Dënver eran aves del paraíso en este paisaje onírico que representa el indie chileno.

Los rockeros, mientras, son dejados de lado, como en todo el resto del mundo. Es que las etiquetas los cansaron a todos. Por eso es tan refrescante lo que desde 2005 a la fecha ha venido lanzando Fother Muckers.

Su cuarto álbum de estudio, el excelente El Paisaje Salvaje (Autorrealización, 2010), reafirma el camino recorrido a velocidad crucero, casi siendo recolectores y recicladores de todo el conocimiento enciclopédico que denotan sus interpretaciones, composiciones y, finalmente, tracks.

Cuando salieron con el pegajoso juego de palabras de “Fuerza y fortuna” de su LP debut (No Soy Uno, Escarabajo, 2006) nadie creería que ese sonido tan liviano en estudio —aunque siempre mejor en vivo— llegaría a un equilibrio tal entre fluidez y densidad.

Las dificultades del rock de llegar a los límites que llegan el indie o el pop se notan en el hecho de que FM ya tiene cuatro LPs de estudio, un par de EPs y un disco en vivo —poco ortodoxo como el notable Tercer Piso Domingo Santo: Fother Muckers en su casa (Cazador, 2009)— y aún son llamados en muchas partes como “promesas”, “revelaciones” o “sorpresas”. Un bicho raro en nuestra copia feliz del edén.

Pero El Paisaje Salvaje debería ser parte importante de la consolidación que merecen hace rato. Aquí la madurez se nota en la sabia decisión de ser concisos y precisos. Nueve tracks, 34 minutos, muchos matices y un gran desarrollo que lo hacen un imperdible de las nuevas escenas nacionales.

“Tranquilo, hombre del espacio” es un batatazo con ese denso riff inicial a dos guitarras con un bajo incómodamente dominante. Y luego la calma, como si después de ser perseguidos por buitres nos encontráramos con un oasis.

En la utilización de sonoridades ajenas a los clásicos guitarra-bajo-batería-teclado se nota el aprendizaje tras la exploración en el directo e intrigante Si no tienes nada que decir entonces calla (Cazador, 2009). Aquí se toma inteligentemente cada recurso. Nada se gasta de forma vana.

Por eso funciona tan bien “Lobo mayor”, una evolución respecto a ideas similares de FM como “El conductor” o “Viaje de regreso”. Aquí la calma deviene en crudeza, desde lo simple, siempre sencillo pero denso, como en el siguiente track “Retorno a la base” con su coro genial: “Los hombres prometemos y prometemos / Las mujeres no prometen nada / Y no sé qué es peor” y su crítica velada al capitalismo al final cuando nos damos cuenta de que los FM quieren volver a lo humano, a la comunidad, al ser genuinos, a esa “base” de la que todos vienen.

Así no es raro que en la dulzona y efectiva “Rondizzoni” hablen de la ciudad, instalándose en un punto de referencia para luego llegar con la quebradiza “Sobre el maremoto”, instrumental lleno de pistas de cómo quiere sonar Fother Muckers. No sólo son los trazos de pop sesentero, boleros, glam rock ochentero y rock más pesado, sino que la necesidad de tocar y tocar sus propias canciones han hecho que sean expertos en los quiebres y cambios leves pero significativos más propios del rock progresivo.

Esto es evidente en el trabajo de percusiones o algunos rasgueos más funk de guitarra. En ese sentido, se nota que FM trabaja en el camino del disco completo, ese cuyas canciones sean inolvidables y que, a la vez, tenga la coherencia suficiente para ser un todo.

“Archipiélago” es otra cosa. La exploración en medio del mar. Este paisaje no sólo es salvaje sino que también variopinto. Los bichos raros terminan guiándonos a conocer todo. El paraíso, el infierno y los dos minutos finales de ese track que son de lo más hermoso que se ha hecho en el rock chileno en el último tiempo.

Esta sensación calma, bella, nos arrastra sin esfuerzo a “Una alarma en medio de la nada”, una melodía hermosa que se enriquece con la lectura de un texto “religioso” con una prédica tan falsa como divertida e irónica que luego, de la nada, se convierte en otra canción. Porque FM sí que sorprenden.

“Las finales” es una canción más ortodoxa del quinteto. Una intro larga llega a una composición más convencional, pero no por ello menos lograda.

El final con “Patio de comidas” tiene una instrumentalización más desesperanzada, casi haciendo eco del abrupto final de “Las finales” y haciendo una crítica más descarnada a las industrias, a la poca importancia de las propias ideas cuando se debe pensar en sobrevivir. Este “patio de comidas” se presenta como el ágora moderna donde en vez de hablar la gente prefiere el murmullo, la simultaneidad de las conversaciones, la excusa de la comida para parar y mirar al resto vivir como uno, una falsa promesa de igualdad retratada magistralmente.

Es que fuera de “paraísos”, Chile tiene más de salvajes y salvajismos. Casos de empleos indignos o de pobreza a destajo salen todos los días.

Fother Muckers no tiene como objetivo ser los más críticos o los más contestatarios, pero consigue retratar un estado de ánimo desde diferentes puntos de vista, documentando este “paisaje salvaje” donde algunos creen que existen paraísos, otros los viven y otros los prefieren imaginar.

FICHA TÉCNICA

Artista: Fother Muckers

Álbum: El Paisaje Salvaje

Sello y año de lanzamiento: Autorrealización, 2010

Tracklist: 1. Tranquilo, hombre del espacio (4:20) | 2. Lobo mayor (2:25) | 3. Retorno a la base (3:20) | 4. Rondizzoni (2:59) | 5. Sobre el maremoto (3:20) | 6. Archipiélago (6:09) | 7. Una alarma en medio de la nada (3:14) | 8. Las finales (3:46) | 9. Patio de comidas (5:20)

Duración: 34’ 53’’

    • diego
    • 31/03/11

    excelente crítica, la verdad es que es un excelente disco que en gran parte recopila lo mejor de su carrera hablando de la parte técnica a la hora de hacer las canciones, aguante fother muckers, ojala se les diera el espacio tan grande que tienen los que llegan de otros paises a imponer su música, siendo que dentro de Chile existen grandes grupos que lamentablemente por no ser “pop” no puedan seguir su carrera, y que sí valen la pena escuchar.

  1. Exelente critica!

    • Carlos
    • 31/03/11

    Quien escribio esto muchachos? excelente nota, buenisima

    • Gracias Carlos. Mi nombre es Manuel Toledo-Campos. En twitter estoy con el usuario @toledo_campos y este es mi blog personal.
      Saludos. MT-C

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: