SMiLE, BRIAN WILSON: Más vale tarde que nunca

The Beach Boys son parte de ese puñado de bandas que definieron un cambio en el curso de la música. Más allá de su estilo surfer rock su gran legado vino desde las melodías, las armonías y la capacidad de estructurar un sonido in crescendo, como pocos lo pudieron hacer antes de 1970. En eso, el gran legado es el discazo Pet Sounds (Capitol, 1966), donde más allá de algunos singles, el álbum completo destaca.

Su sucesor natural sería Smile, pero el colapso nervioso que le provocó a Brian Wilson la autoexigencia de crear un álbum que fuera “una sinfonía adolescente para Dios”. Una grandilocuencia que tuvo que esperar más de 37 años para salir a flote. Si en un momento los Beach Boys iban a lanzar Smile en 1967, Brian Wilson lo logró recién en 2004.

La primera conclusión al escuchar Brian Wilson presents SMiLE (Nonesuch, 2004) es que si hubiese sido lanzado en los sesentas, The Beach Boys no tendrían el burlesco rótulo de “adolescentes” que muchos se han atrevido a proferir.

Y la segunda es más simple: este es un gran álbum. Su armado en tres secciones es clave, y lo pone inmediatamente un paso más allá de Pet Sounds dado que aquí se piensa en el concepto de álbum. En ese sentido vale la pena examinar el hecho que Wilson iba a trabajar en este disco como un todo, y no como un puñado de buenas canciones. SMiLE en ese entonces hubiera quedado tal vez incluso al nivel de Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band (Parlophone, 1967). Pero no fue así.

Ahora, en los 2000’s la deuda se salda, pero no se le hace justicia a la importancia histórica que hubiera tenido este registro, justamente por las condiciones de producción.

Pero vamos a la música. La voz de Brian Wilson luce un color similar a los 60s, claro que un tanto más bajo en su registro por el paso de los años. Los arreglos se oyen mucho más limpios que el resto de la obra de los Beach Boys, en especial por la forma de grabar, con mayores tecnologías y optando por no disponer específicamente a SMiLE como el álbum que exactamente sería, sino que como una obra que debe ser leída desde el presente para comprender la importancia que tendría en el pasado.

Y lo cierto es que muchos fans de Beach Boys podrían haber hecho sus conjeturas acerca del tracklist y sensaciones a lo largo del álbum. Esto porque cada disco nuevo, boxset o compilatorio llevaba consigo canciones que eran pistas del rumbo que tomaría SMiLE.

“Our Prayer” iría primero, pero Wilson lo anexó con la evocación vocal más cercana al canto gregoriano que al surf rock de “Gee”, deviniendo en “Heroes And Villains”, una versión del single homónimo de 1967, y una de las pocas canciones pensadas para SMiLE que vieron una luz clara y vivaz.

Aquí Brian Wilson suena un tanto duro, ágil pero contenido, pese a que esto nos permita enfocarnos más en la canción que en el intérprete. En ese rumbo, muy importantes son los coros de background que abandonan muy pocos instantes a Wilson, dándole profundidad a las líricas y un sentido ceremonial, como si estuviéramos haciendo un exorcismo con este LP.

“Roll Plymouth Rock” es un ejemplo de esto, cuando desde un sonido de cantina salen estas voces más cercanas al cielo que al suelo, con letras creadas sobre la marcha de esta grabación por Van Parks. Y así pasamos por la animal y segura “Barnyard”.

A la vuelta de la esquina espera el interludio “Old Master Painter/You Are My Sunshine” donde las cuerdas clásicas se toman el sonido, al igual que las percusiones o los vientos. Nada más lejano a las guitarras.

Y la primera sección cierra con el peak de “Cabin Essence”, igual a su versión de fines de los 60s.

El segundo acto inicia con la calma bella de la orquestación de “Wonderful” que se funde en la desesperanza inicial pero posterior positividad de “Song for Children” y que con la misma marcha pero un tanto más oscura se vuelve a fundir en “Child Is Father of the Man”.

Esta canción termina en un set instrumental que lleva plácidamente a “Surf’s Up”, final del segundo tercio con una versión casi igual a la del disco del mismo nombre de 1971, salvo que aquí el desarrollo de la producción es más placentero y las letras tienen más sentido en el submundo de SMiLE.

El tercer tercio es más imaginativo que sensible. “I’m In A Great Shape / I Wanna Be Around / Workshop” es un inicio divertido que luego pasa a lo hilarante con “Vega-Tables”, una canción mucho más juguetona pero sin abandonar la solemnidad del registro completo. Incluso eso se nota en los momentos más oníricos, como en la colorida “On A Holiday”, la atmosférica “Wind Chimes” o la caóticamente caricaturesca “Mrs. O’Leary’s Cow”.

Pero la nostalgia llega al máximo con “In Blue Hawaii” donde se puede escuchar el océano y sonidos que luego serían parte de la propuesta del joven Brian Eno, donde luego se pasa a una sinfonía estilo crucero, pero siempre con la sensación de que todo lleva a la frase clave: “Take me to Hawaii”. Es como volver a casa, al pasado. Pero sin olvidar lo básico de la propuesta Beach Boys.

Eso es lo que logra Wilson y se nota con el cierre de “In Blue Hawaii”, igual a las primeras oleadas de sonido de “Our Prayer”. Y con “Good VIbrations”, versión 2004, nos queda claro que las grandes composiciones funcionan en cualquier época.

La pregunta quedará abierta acerca de la importancia histórica que habría tenido SMiLE de haberse lanzado en 1967, pero sólo queda imaginarse en la playa, mirando al cielo y agradeciendo que un álbum así no se hubiera quedado en los anaqueles polvorientos del olvido.

FICHA TÉCNICA:

Artista: Brian Wilson

Álbum: Brian Wilson presents SMiLE

Sello y año de lanzamiento: Nonesuch, 2004.

Productores: Brian Wilson, Van Dyke Parks.

Tracklist: 1. “Our Prayer/Gee” (2:09) | 2. “Heroes And Villains” (4:52) | 3. Roll Plymouth Rock (3:48) | 4. Barnyard (0:58) | 5. Old Master Painter / You Are My Sunshine” (1:03) | 6. Cabin Essence (3:29) | 7. Wonderful (2:07) | 8. Song for Children (2:16) | 9. Child Is Father of the Man” (2:17) | 10. “Surf’s Up” (4:08) | 11. “I’m In A Great Shape / I Wanna Be Around / Workshop” (1:56) | 12. “Vega-Tables” (2:19) | 13. “On A Holiday” (2:36) | 14. “Wind Chimes” (2:53) | 15. “Mrs. O’Leary’s Cow” (2:27) | 16. “In Blue Hawaii” (2:59) | 17. Good Vibrations (4:36)

Duración Total: 46’ 53’’

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: