LET ENGLAND SHAKE: PJ Harvey no sólo agita a su isla natal

Muchos artistas llegan e irrumpen con una identidad nacional clara. Por eso el country es tan popular en Estados Unidos. Pero hay otros que recién encuentran ese tipo de elementos más tarde.

Polly Jean Harvey nos tiene acostumbrados a cambiar de piel en cada álbum, y con Let England Shake (Vagrant/Island Def Jam, 2011) no hace ninguna excepción.

PJ llega con su álbum más inglés, lejos, no sólo por el sonido, sino que también por las temáticas de las letras, muchas de ellas basadas en la segunda guerra mundial y en lo que pasó con los ingleses, como sugiere el video del single homónimo al disco.

Pero es mucho más que eso. Si en algún momento la característica de PJ Harvey fue la ira y en otros fue la melancolía, ahora pareciera que nos quisiera contar de una historia social mucho más cercana que lo que hacen los historiadores.

Finalmente, ese momento histórico le sirve como excusa para metaforizar la sensación de orgullo del oprimido, del que no puede gritar porque tiene la boca amordazada. En ese sentido, Let England Shake funciona, y muy bien.

De hecho, esto hace que medios como NME o The Guardian le den sendos puntajes máximos en sus reviews. No obstante estas nubes en el juicio objetivo de esos medios, lo nuevo de PJ Harvey se destaca por mezclar la crudeza de las imágenes evocadas, con gente sin capacidad de discernir su propio presente, o días grises que se aprestan a pasar, con una música ágil, muy en clave british. Ello hace que los poco más de 40 minutos que dura el LP se pasen muy rápido, aunque los beats no son ni tan fuertes ni tan rápidos.

Esto último es propiciado por los diferentes estilos de los brit que pone Harvey a disposición. “The Glorious Land” debe ser la mejor canción del disco al contraponer armonías y ritmos totalmente diferentes en un estricto paralelo, y así formar una masa de sonido que, en su simpleza aparente, esconde un proceso compositivo increíble, evocativo de batallas a la antigua, a caballo, con un orgullo malparido a la propia tierra.

También destaca la suave pero intensa “On Battleship Hill”, donde las guitarras afiladas de Rid Of Me (Island, 1993) son reemplazadas por el sonido de una guitarra de palo, con una cuerda, con un eco incomodante, como si estuviéramos en medio de la batalla, con mucha niebla y a punto de presenciar una lucha sin descanso. La calma que precede a la tormenta.

Porque ese es el sonido 2011 de PJ Harvey, uno que nos deja en ascuas a ver qué pasa más tarde, que, dentro del ombliguismo de ver cómo es la identidad inglesa y los traumas que dejó la segunda guerra mundial, refleja con maestría las dudas y confesiones de una chica como ella que debe hacerse cargo de miles de historias, además de la suyas.

Por eso, Harvey no solo debería pedir que se agite Inglaterra, sino que el mundo entero. Sino, que lo digan en Medio Oriente.

Tracks destacados: “The Glorious Land”, “On Battleship Hill”, “Written On The Forehead”

FICHA TÉCNICA:

Álbum: Let England Shake

Artista: PJ Harvey

Sello y año de lanzamiento: Vagrant Records / Island Def Jam, 2011.

1. “Let England Shake” 3:09 | 2. “The Last Living Rose” 2:20 | 3. “The Glorious Land” 3:34 | 4. “The Words That Maketh Murder” 3:45 | 5. “All and Everyone” 5:39 | 6. “On Battleship Hill” 4:07 | 7. “England” 3:09 | 8. “In the Dark Places” 2:58 | 9. “Bitter Branches” 2:20 | 10. “Hanging in the Wire” 2:42 | 11. “Written on the Forehead” 3:40 | 12. “The Colour of the Earth” (featuring Mick Harvey) 2:32.

Duración total: 40’ 16’’

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: