DOS BRANDONS: Dos Solistas Que Todavía Le Deben Mucho A Sus Bandas De Origen

El pasado año había sido el año de Julian Casablancas como solista (Phrazes For The Young, MCA, 2009), mostrando un lado mucho más pop y deudo de los sonidos ochenteros con sintetizadores y beats profundos y rápidos, manteniendo elementos melódicos de The Strokes.

Ahora son dos solistas de bandas multiplatino quienes buscan su propio camino. Los dos son estadounidenses y se llaman Brandon.

Boyd y Flowers lideran vocalmente a Incubus y The Killers, respectivamente, y ambos dieron el mismo paso en los últimos meses. Y, pese a las particularidades de cada uno, está claro que, pese a varios puntos interesantes en los álbumes de los Brandons, todavía le deben bastante a la cadencia e identidad que se ha arraigado en su bandas nodrizas.

 

Flamingo, Brandon Flowers (Island, 2010)

Las Vegas, Reno, Montecarlo, Emiratos Árabes, etcétera, son lugares donde el lujo y la ostentación orgullosa de la imagen se multiplican con cada inhalación de aire fresco. Ese mismo orgullo ha prefigurado cada día más a la imagen de Brandon Flowers. Desde el niño tímido que se expresaba con ira y alegría a la vez en Hot Fuss (Island, 2004) hasta el dominante frontman de The Killers en un ostentoso pero verdadero y transparente Day & Age (Island, 2008), Brandon Flowers ha crecido y cada vez saca su voz más desde adentro buscando llegar más lejos.

Hay que recordar que él es una gran parte de la fuerza creativa de The Killers. Su nombre aparece en los créditos. Por tanto, es irrisorio esperar algo un 100% diferente a la banda nodriza de Flowers.

Flamingo ofrece mucho más pop que rock. El sonido muchas veces es demasiado suave, tierno, contenido. Si bien, se reconocen los trazos de las composiciones de The Killers, también es importante ver que Flowers pretende mostrar su orgullo de ser quien es, tan ampuloso como pomposo, pero al mismo tiempo un ser humano.

La decisión de producción aquí tendió a privilegiar las letras a veces obvias pero entendibles por todos (y, por ende, potencialmente masivas) que una música encandilante y cadenciosa que se caracterice por barreras de sonido. Aquí no nos encontraremos con música omnipresente, sino que con un artista que requiere que su voz sea escuchada en todo momento, como el pastor en una ceremonia religiosa.

Pero Flamingo se asemeja tanto a The Killers que cabe la pregunta acerca de qué quería Flowers con este álbum, más blando y romántico que el exitoso trabajo con su banda. Brandon establece su impronta compositiva con su LP solista, pero queda en deuda en el sonido.

 

Tracks recomendados: “Welcome To Fabulous Las Vegas”, “Crossfire”, “Right Behind You”.

 

The Wild Trapeze, Brandon Boyd (Epic, 2010)

Incubus ha evolucionado tremendamente. Desde ser una imitación popera de Korn en sus primeros pasos han derivado en el desarrollo de un sonido cuyas características también fueron adoptadas por varios grupos del tercer milenio al desarrollar la participación del DJ y los samples como algo trascendente en la configuración de atmósferas sonoras.

El grupo de Calabasas, California, tiene un sistema integrado de composición donde todos sus miembros tienen posibilidad de intervenir en la creación. Así, pensar en el trabajo solista de Brandon Boyd no era tan fácil de imaginar. Pero el resultado, pese a ser interesante, tiene varios baches que hacen pensar que los miembros de Incubus logran explotar de mejor forma su sello.

The Wild Trapeze apuesta mucho por conseguir una estela de misterio y oscuridad pero cae mucho en la fórmula probada y en la frase repetida a lo largo de la canción completa. Cada composición cae presa de su ambición de parecer más experimental y desarrollada que las de Incubus.

He ahí otro problema: tratar de sonar más complejo de lo que realmente se es. Boyd cae en la tentación de usar recursos que densifican su sonido, pero este error en la producción hace más difícil entrar al álbum y hace que no se disfrute como podría haberlo sido.

Otro cliché fue utilizar guitarras acústicas en la mayoría de las canciones. Negar la distorsión de los riffs en el disco completo cuando este no es ni por un solo momento un registro acústico no es más que una demostración de tozudez y encaprichamiento. Suerte que evita caer en un verdadero desastre con la utilización de pianos y violines que le dan profundidad real a The Wild Trapeze.

La voz de Boyd mejora cada vez más. Su registro ha mejorado desde Fungus Amoungus hasta ahora y se nota. De hecho, es claro que esto es lo mejor del disco, pese a no tener la exigencia vocal de A Crow Left Of The Murder o Light Grenades.

Parece que en el trapecio salvaje, Boyd tambalea mucho y está a punto de caer en muchos momentos en un álbum bastante estable, pero en el nivel mediocre. Suerte que sigue con Incubus. Suerte.

 

Tracks destacados: “Dance While the Devil Sleeps”, “A Night Without Cars”, “Courage And Control”.

 

FICHAS TÉCNICAS

Título del Álbum: Flamingo

Artista: Brandon Flowers

Sello | Año de lanzamiento: Island, 2010

Tracklist: 01. Welcome to Fabulous Las Vegas | 02. Only The Young | 03. Hard Enough | 04. Jilted Lovers And Broken Hearts | 05. Playing With Fire | 06. Was It Something Said? | 07. Magdalena | 08. Crossfire | 09. On The Floor | 10. Shallow It | 11. The Clock Was Tickin’ | 12. Jacksonville | 13. I Came Here To Get Over You | 14. Right Behind You.

Duración total: 56’ 12’’

 

Título del Álbum: The Wild Trapeze

Artista: Brandon Boyd

Sello | Año de lanzamiento: Epic, 2010

Tracklist: 01. The Wild Trapeze | 02. Here Comes Everyone | 03. Dance While The Devil Sleeps | 04. A Night Without Cars | 05. Revenge Of The Spectral Tiger | 06. Courage And Control| 07. Runaway Train | 08. Last Night A Passenger | 09. Mirror Of Venus | 10. All Ears Avow!.

Duración total: 35’ 29’’

 

    • Fran Collao
    • 11/11/10

    La verdad es que he llegado a un punto de fanatismo en el que no puede haber más evolución. Así que, si Brandon se equivocó, se lo perdono. Creo que su talento, realmente, es un aporte para la escena gringa tan llena de música barata basura.
    Creo que comparé el Monuments And Melodies y el Wild Trapeze. Los quiero para mi colección Incubiana.

    Saluda, primera reina de la Comunidad Incubus Chile (xxxDDD)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: