LO MEJOR DEL 2005: LCD SOUNDSYSTEM. El beat se toma el rock

La discusión acerca de lo que hace LCD Soundsystem siempre es asunto de etiquetas, pero esta no es una buena época para los fanáticos de la taxonomía musical. Los 2000s son la época de la mezcla, la cultura del mash-up, donde un DJ puede ser igual o más famoso que un músico, y donde los estilos se funden y las diferencias se vuelven mínimas.

LCD Soundsystem se hizo conocido por un par de EPs, Losing My Edge/ Beat Connection y Yeah, poniendo a James Murphy y los suyos en la escena musical desde 2002. Desde esos registros se notaba que LCDSS harían cosas distintas, jugando con todos los ritmos y matices que tuvieran a mano, pero con una idea siempre en mente: hacer música que se escuche fuera y dentro de la pista de baile.

Pero les faltaba un paso más. El lanzamiento de su primer disco LP suscitó las expectativas del (todavía) pequeño círculo que había disfrutado de sus primeros tracks.

Y en el momento de la verdad, LCD Soundsystem (DFA) no falló. Este es un álbum lleno de sustancia y para esto hay que revisar algunos de los elementos basales de LCDSS.

Lo más notorio es la convivencia entre beats con máquinas programadas y percusiones de carne y hueso. Esto hace que su sonido sea tan pulcro como descuidado. Además, en todo el disco la propuesta exalta la idea de que “menos es más”. En ningún momento se dejan llevar por las múltiples opciones de mezclar infinidades de sonidos, como el dance lo hace constantemente. En este sentido, su administración del sonido y las composiciones siempre in crescendo son la verdadera máquina y alma de LCDSS debido a que he allí la diferencia entre instrumentistas correctos y compositores de altura.

Si bien no es su mejor álbum, la propuesta y su impacto perduraron. Agregado a ello está el hecho de que desde 2002 sus singles son de una calidad innegable. Y LCD Soundsystem está lleno de grandiosas canciones, sólo que aquí no está esa coherencia abismal que exige el concepto de álbum.

Parte con “Daft Punk Is Playing In My House”, un breakout masivo de proporciones, lleno de humor y que sonaba tan pegajoso como irresistible. “Tribulations” suena a dance clásico lleno de house y swing. “Never As Tired As When I’m Waking Up” es un pastiche-mashup entre The Beatles en la etapa del Álbum Blanco y Pink Floyd en Animals, tan rock clásico que allí uno ve la escuela de LCDSS, lejos de ser la tornamesa o el sonido de pista de baile. “Disco Infiltrator” es un single maravilloso y “Great Release” probablemente sea el track más redondo del LP, siguiendo con ese principio de dejar “lo mejor para el final”.

El punto negro de LCD Soundsystem es “Movement” que erróneamente fue elegido como primer single. Una canción que no le hace un favor al disco, para nada, por su simpleza falta de inspiración y su monotoneidad que la hacen aburrida y arrastrada pese tener la duración más corta del álbum.

El sonido bailable del rock salió del underground y se instaló para quedarse. Y no sólo eso, sino que también evolucionó de la mano de la tropa de Murphy que, en este caso, es símbolo de buena suerte para la música.

 

Menciones honrosas:

Chaos And Creation In The Backyard, Paul McCartney (EMI): Sir Paul lo ha ganado todo. No le falta nada. Entonces, ¿Qué hacer frente a la vida? McCartney elige sudar la gota gorda, trabajar, armar un disco redondo, llamar al productor Nigel Godrich (Radiohead) para que lo acompañe en esta empresa y lanzar uno de los mejores discos de su carrera solista. Sir Paul sigue marcando la diferencia en el tercer milenio.

Takk, Sigur Rós (Geffen): El disco más comercial del dúo islandés es una colección de canciones que refuerzan la idea de su estilo ecléctico y evocativo, pero haciéndolo más accesible que en su antecesor, () (FatCat/MCA/PIAS, 2002). Su propuesta sigue creciendo con un sello personal que continuaría en sus siguientes lanzamientos.

Don’t Believe The Truth, Oasis (Sony): A Oasis le faltaba un disco que entrara en serio en este milenio, tras sus múltiples éxitos noventeros. Y, en verdad, con este LP consiguen un sonido clásico y reconocible, pero impredecible y fresco, lleno de actitud y añoranza de llegar más alto. “The Importance Of Being Idle” debe ser la mejor canción de Oasis en esta década, lejos.

  1. FEELS DE ANIMAL COLLECTIVE

    • Tranqui. Animal Collective se viene dentro de los reviews del sgte ciclo: Grupos aparecidos y destacados en los 2000s, como AC, Strokes, Antony & The Johnsons, Camera Obscura, Interpol, Kings Of Leon, Arctic Monkeys, entre otros.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: