THE DRUMS: Sin Novedades, Sin Decepciones

Cada cierto tiempo llegan bandas que ocasionan una ola de publicidad que hace que, primero, exista conocimiento respecto al nuevo grupo, y segundo, que hayan sospechas sobre la real calidad de estos nuevos vecinos. Le pasó a Franz Ferdinand, luego a Arctic Monkeys y ahora le está pasando a The Drums.

Primero siendo parte del indie, luego parte del hype, estos grupos llegan con propuestas más refrescantes que novedosas y se hacen parte de un nicho considerado como la “música actual”, “lo que está sonando”. Lo que pasa con “Let’s Go Surfing” y su contagioso silbido es similar a “Young Folks” de Peter, Björn and John, o lo que pasó en su tiempo con “Take Me Out” de Franz Ferdinand, canciones con un gancho sencillo que encajan perfectamente con comerciales, películas, cortos, series de TV, etc.

Es que lo que hace The Drums no es nuevo, para nada, y contiene varios elementos dignos de esta época. Es pura mezcla, en este caso de Joy Division (grupazo cada vez más influyente en el escenario de vanguardia), Beach Boys y The Smiths. También es pura actitud. Se saben el libreto perfectamente, con canciones de buen pop, limpias y aparentemente fáciles, rasgo característico de la escena garage rock con ejemplos como The Strokes, The Hives o The White Stripes.

Está claro que no vienen a revolucionar la escena. Basta escuchar los tres primeros tracks de su debut homónimo (Downtown Records, 2010), “Best Friend”, “Me And The Moon” y el mentado “Let’s Go Surfing” para pasar el test de ingreso a este disco, simple pero efectivo, que no decepciona y que hace pasar un muy rato con formas y fondos muy básicos. En este sentido vale destacar el talento del vocalista Jonathan Pierce que mezcla elementos interpretativos de grandes maestros británicos como Morrissey, Ian Curtis o Robert Smith en letras aparentemente triviales pero que se hacen irresistibles como en “Forever And Ever Amen” donde simplemente un chico habla de que amará a su chica “para siempre, para siempre”.

Aquí no destacamos un disco vanguardista, sino que The Drums son quienes han hecho uso más efectivo de los elementos de la música del tercer milenio en pos de crear un producto fresco, sin novedades pero sin dejar de cumplir cualquier expectativa o quebrantar cualquier sospecha que el hype nos haya producido.

Tracks recomendados: “Let’s Go Surfing”, “Forever And Ever Amen”, “It Will All End In Tears”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: